22 octubre 2011

¿Cómo ven los Santos de los Ultimos Dias los juegos de azar?

Los santos de los ultimas dias consideran los juegos de azar como incorrectos, potencialmente adictivos y un mal uso del albedrío y el tiempo. Los juegos de azar incluyen el jugar póquer por dinero, el recurrir a un centro hotelero para ir de juerga para relajarse, el hacer apuestas, participar en juegos de posibilidades y en loterías auspiciadas por el gobierno, y cualquier otra cosa de este tipo. De igual manera, la inversión imprudente o excesiva centrada en la construcción de carteras de inversión de alto riesgo financiero no es apoyada y es considerada inapropiada y destructiva.

Un apóstol moderno, Dallin H. Oaks, traza el límite entre las aseveraciones y los productos derivados de la lotería:
Las loterías públicas se propugnan como un medio de aliviar la carga de los impuestos. Se ha demostrado claramente, sin embargo, que todas las loterías muy a menudo sólo aumentan los problemas de las personas con desventaja económica ya que les quitan su dinero y no les dan nada de valor a cambio. Los pobres y las personas mayores se convierten en víctimas de los incentivos que se ofrecen para comprar tickets de lotería con la remota posibilidad de ganar un premio importante. (“Gambling—Morally Wrong and Politically Unwise”, “Los juegos de azar: Moralmente erróneos y políticamente imprudentes”, Dallin H, Oaks, Ensign-en inglés, Junio 1987, 69-75)
Dallin Oaks además indica que el participar en juegos de azar en cualquier forma, debilita el carácter productivo y moral de la sociedad, promueve una red de ganar a expensas de alguien más y resulta en una pérdida de la compasión cristiana por los demás.Cuando se encuentran atrapados por la tendencia de repetir una victoria o intentar ganar, se ha sabido que muchos han lastimado a los que se encuentran alrededor, robando pertenencias personales – ahorros, mobiliario del hogar, aros de matrimonio – con el fin venderlas por una oportunidad de ganar el premio mayor. En las palabras de Shanna Ghaznavi:
Aquellos que juegan arriesgan más que sólo dinero. Sus vidas y familias también están en peligro. (“Don’t Bet Your Life”, “No apueste su vida”, New Era-en inglés, Feb. 2002, 26–31)

Los Santos de los Ultimos Dias consideran los juegos de azar como inmorales e indignos del comportamiento cristiano. Animamos a todos a apoyar leyes que anulan los juegos de azar como una actividad legal.