12 abril 2013

"El Divorcio"

En el Jardín de Edén el Señor efectuó el primer matrimonio entre Adán y Eva, y con las palabras que el pronunció anunció la naturaleza eterna e indisoluble del matrimonio:
  • No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea para él” (Génesis 2:18)
  • Entonces Jehová Dios hizo caer un sueño profundo sobre Adán, y mientras este dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre
  • Dijo entonces Adán: esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.Por tanto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” (Génesis 2:21-24).
Que hermosa manera de describirlo, el marido y mujer son una sola carne, es decir que los deseos, metas y aspiraciones de uno deben ser también los del otro…lo que le causa dolor a uno también le causa dolor al otro pues son un mismo cuerpo…

Luego de la caída el Señor expulso a Adán y Eva del jardín y les entregó a cada uno
mayordomías para poder llevar a cabo su obra…le entregó a Adán el derecho de presidir a su familia y lo hizo responsable de proveer para el sustento para su familia, a su vez a Eva se le entregó su parte, se le dio el maravilloso y noble poder de tener hijos y ayudar a que esos niños pudieran alcanzar su potencia divino. Leemos en las escrituras sobre la colaboración de uno y otro en las tareas asignadas:“Y sucedió que, después que yo Dios el Señor los hube expulsado, Adán empezó a cultivar la tierra, y a ejercer dominio sobre todas las bestias del campo, y a comer su pan con el sudor de su rostro, como yo, el Señor, le había mandado; y Eva su esposa, también se afanaba con él” (Moisés 5:1).Acá podemos ver la unidad que reinaba en su matrimonio, aún en el proveer para su hogar, ambos juntos esforzándose con una meta común. Podemos continuar leyendo el capítulo y nos daremos cuenta que Adán y Eva oraban juntos como matrimonio y luego como familia, tenían sus noches de hogar y allí les enseñaban a sus hijos acerca del plan de salvación (versículo 12).Al parecer a medida que pasa el tiempo, y sobre todo en estos últimos años, el concepto de lo que significa el matrimonio ha ido cambiando y todas las estructuras sociales que existían que permitían que el matrimonio perdurara están desapareciendo:“Vivimos en un mundo en el que el concepto total del matrimonio está en peligro y en el que el divorcio es común.Muchos han reemplazado el concepto de que la sociedad tiene un fuerte interés en reservar los matrimonios para el bien común, así como para el bien de la pareja y de sus hijos, por la idea de que el matrimonio sólo es una relación privada entre adultos que están de acuerdo y al cual se le puede dar fin cuando cualquiera de los dos así lo desee”. (Élder Oaks, Liahona Mayo 2007, pag. 70).Hace algunos meses leía en el diario que en Chile después de haberse aprobado la ley sobre el divorcio se ha notado un aumento significativo en el número de parejas que contraen matrimonio. Personalmente creo que eso tiene una lectura muy comprensible, muchas parejas deciden casarse porque tienen una herramienta a la mano para salir huyendo en el caso en que las cosas no funcionen…en el caso en que la otra persona no cumpla con nuestras expectativas o nos maltrate o simplemente la dejemos de amar (¿?).Llegará el momento en que sólo aquellos que crean profunda y activamente en la familia podrán preservar a la suya en medio de las iniquidades que nos rodean” (Liahona Julio 2007 pag. 15, citadas del presidente Spencer W. Kimball).“En la antigüedad, e incluso bajo algunas leyes tribales en algunos países donde ahora contamos con miembros, los hombres tienen el poder de divorciarse de sus esposas por cualquier cosa trivial. El Salvador rechazó este tipo de opresión perversa hacia las mujeres. Él declaró:“Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así.“Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera” (Mateo 19:8–9).Esta es la ley Celestial, aquellas son las palabras de Cristo, el matrimonio Celestial no contempla el divorcio como alternativa, el Señor lo cataloga como adulterio.El Elder Oaks luego explica que al igual que en la antigüedad, por la dureza de nuestro corazón en una forma lamentable y dolorosa para el Señor sin duda se ha permitido esta práctica entre los miembros de la Iglesia, aún sellados en el Templo. Es cierto que hay situaciones excepcionales que puedan justificar una separación, cuando hay abuso de uno de los cónyuges o abandono completo de los deberes, nuevamente es debido a la dureza de nuestros corazones…El problema es que en este tipo de situaciones Satanás nos confunde y nos hace pensar que estamos en una situación excepcional, estamos sufriendo seguramente un daño emocional, físico, una angustia terrible…lo cual nos permite pensar que la separación es justificada“El tipo de matrimonio que se requiere para la exaltación, de duración eterna y de calidad divina, no considera el divorcio. En los templos del Señor, las parejas se casan por toda la eternidad; pero algunos matrimonios no progresan hacia ese ideal. A causa de “la dureza de [nuestros] corazones”, el Señor actualmente no hace valer las consecuencias de la norma celestial. Permite que las personas divorciadas se vuelvan a casar sin la mancha de inmoralidad especificada en la ley superior. A menos que un miembro divorciado haya cometido transgresiones graves, él o ella puede reunir los requisitos para obtener una recomendación para el templo en base a las mismas normas de dignidad que se aplican a los otros miembros” (Liahona Mayo 2007 pag. 70, Élder Oaks). Elder Oaks explica que hay situaciones en las cuales se justifica poner fin al contrato matrimonial, cuando hay una violación de los convenios del Templo o abandono total de deberes, en algunos casos debido a la imposibilidad de romper este contrato muchas personas deben sufrir la incapacidad de rehacer sus vidas de una forma plena…Nuevamente estas son situaciones excepcionales…Ahora bien creo que la mayoría de las personas que han experimentado esta situación podrán compartir lo traumático que es, de hecho se ha mostrado en estudios clínicos que es más fácil recuperarse de la muerte de un cónyuge que pasar por la traumática situación de un divorcio.Lamentablemente he escuchado muchas veces los resentimientos, el dolor, la angustia, el miedo con que quedan en el alma algunas personas que conozco que han experimentado esta situación…muchos de ellos dejan de ser las mismas personas que fueron. Algunos llenos de dolor y deseos de venganza han aplicado a sus cónyuges atributos y frases que no corresponden a una conducta cristiana, hablando de condenación y destrucción y las peores penas del infierno, basadas en una interpretación conveniente de las escrituras…Eso es algo triste, pero es real, como alguien con la cual en principio la consideramos lo mas preciado del mundo puede transformarse en algunos casos en la más odiada…“Ahora deseo hablar a los miembros casados, especialmente a aquellos que estén considerando el divorcio.Encarecidamente les insto a ustedes y a los que los aconsejan que se enfrenten a la realidad de que, para la mayoría de los problemas matrimoniales, el remedio no es el divorcio sino el arrepentimiento. Con frecuencia la causa no es la incompatibilidad, sino el egoísmo; el primer paso no es la separación, sino el cambio. El divorcio no es la solución a todos los problemas y a menudo causa sufrimiento” (Liahona mayo 2007 pag. 71, Elder Oaks).Los más dañados en una separación son claramente los hijos, a veces eso produce traumas que afectan profundamente la vida de ellos, muchas veces los hijos tienden a culparse de las decisiones de los padres, todos hemos pasado por la dura experiencia de la pubertad y adolescencia, aún teniendo una familia bien constituida es difícil, por tanto imagínense cuán más difícil debe ser el no tener a un padre o a la madre, o escuchar las peleas de los separados por la tutela de los hijos, que por la pensión de alimentos, seguramente en algunos casos en que tienen que decidir entre si se quedan con el papá o la mamá, que los días de visita, etc…“Piensen primero en los hijos. Ya que el divorcio separa los intereses de los hijos de los de los padres, los hijos son las primeras víctimas. Los estudiosos de la vida familiar nos dicen que la causa principal del deterioro que existe del bienestar de los hijos es el debilitamiento actual del matrimonio, ya que la inestabilidad familiar disminuye la participación y el interés que los padres invierten en la vida de sus hijos.Sabemos que los hijos que crecen en un hogar donde sólo hay un padre después del divorcio están bajo mucho mayor riesgo de abusar de las drogas y del alcohol, de estar involucrados en promiscuidad sexual, de no tener un buen rendimiento en la escuela y de ser más susceptibles a ser víctimas de diversos maltratos”. (Elder Oaks)En la siguiente parte del mensaje el Élder Oaks invita a los matrimonios a acudir al consejo del Obispo para ayudarle en sus problemas y seguir su consejo.El es el hombre puesto por el Señor para ayudarles a resolver su problema, puede que sea un hombre sencillo que no tenga grandes capacidades de enseñanza o de expresarse o al contrario sea un hombre dotado de muchos dones, sin embargo, el tiene algo que otros mejor capacitados no tienen, y eso es la capacidad de recibir revelación, el tiene un manto que es real, y por medio de esa investidura tiene la capacidad de ver aumentadas infinitamente sus capacidades por medio del Espíritu, de discernir espiritualmente, al escuchar sus palabras podemos experimentar el amor del Salvador, en su tono, en sus palabras y en el ambiente que reina en ese momento. Es como si literalmente estuvieramos hablando con Dios respecto del problema que tenemos.Ahora bien, conozco muchos hermanos que les gusta ir a pedir consejo a su Obispo, para después hacer otra cosa…eso es algo grave, es como pedir una revelación en cuanto a nuestro problema y luego desechar la voz de Dios y hacerlo por nuestra propia cuenta.Un sabio Obispo nos cuenta su experiencia que absolutamente todos los matrimonios que siguieron el consejo de su Obispo superaron sus problemas y se convirtieron con el tiempo en un matrimonio aún más fuerte.La invitación del obispo será simple, nos invitará a esforzarnos otra vez, a olvidar el pasado, a leer las escrituras, a orar juntos, a tener la noche de hogar, a esforzarnos por dejar atrás las faltas…“Para concluir, deseo hablar brevemente a los que están pensando en casarse. La mejor manera de evitar divorciarse de un cónyuge infiel, que abusa o que no coopera, es evitar casarse con una persona de este tipo. Si desean casarse bien, averigüen bien.Las relaciones que se basan sólo en“pasar tiempo juntos” o intercambiar información por Internet no son una base suficiente para casarse. Deben salir juntos, seguido de un cortejo prudente, reflexivo y concienzudo.Deben tener suficientes oportunidades para experimentar el comportamiento del posible cónyuge en una variedad de circunstancias. Los prometidos deben aprender todo lo que puedan en cuanto a las familias a las que dentro de poco se unirán por medio del matrimonio. Con todo esto, debemos darnos cuenta de que un buen matrimonio no requiere un hombre o una mujer perfectos; sólo requiere un hombre y una mujer dispuestos a esforzarse juntos por alcanzar la perfección. El presidente Spencer W. Kimball enseñó: “Dos personas que estén considerando el matrimonio deben darse cuenta de que ese estado legal no garantiza automáticamente la felicidad que tanto esperan, sino que ese convenio significa sacrificarse, compartir y aun renunciar a ciertas libertades personales; significa una larga y ardua economía; significa hijos que traen consigo cargas económicas, de servicio, de cuidado y preocupación; pero también significa la más profunda y dulce de todas las emociones”.Me queda rondando en la mente justamente ese pensamiento:“Con todo esto, debemos darnos cuenta de que un buen matrimonio no requiere un hombre o una mujer perfectos; sólo requiere un hombre y una mujer dispuestos a esforzarse juntos por alcanzar la perfección”.Para las hermanas que buscan a un hombre tan espiritual como José Smith, para casarse quiero decirles que estaba casado y ya se murió.Pero ustedes pueden llegar a formar un hombre como él si con una buena decisión inicial, con devoción y fidelidad van dotando a su familia de las experiencias espirituales que irán abriendo la mente y el corazón de toda su familia…seguramente los llamamientos que sus esposos vayan teniendo, la manera en que los vayan desarrollando, el compromiso que vayan asumiendo, el apoyo que ustedes les vayan dando permitirán que en los tiempos del Señor puedan dotar a su esposo con una visión clara, y profunda, con la espiritualidad necesaria para guiar de una forma apropiada la familia.Para ello tanto los varones como las mujeres no la encontrarán si solamente se fijan en cuan apuestos o apuestas son sus candidatos, sino más bien en lo que habla el Elder Oaks, de un examen exhaustivo de la forma en que actúa, su servicio en la Iglesia, ¿es activo?, ¿Sirve en la Iglesia?, ¿Sirvió una misión?, y si no lo hizo ¿fue porque aún no era miembro de la Iglesia?, ¿Cómo son sus padres, son fieles? ¿Cómo es su hogar, viven el Evangelio?, ¿Cuáles son sus metas? ¿Le gusta participar en las actividades de la Iglesia? ¿Qué piensa de las normas por ejemplo de la fortaleza para la juventud?...Ahora bien hay dos puntos importantes en mi experiencia y una es el que el joven o la joven estudie una carrera universitaria o no, no es para nada superior al resto, si pensamos en esa componente tengan por seguro que tienen altas probabilidades de errar, mas allá de tener una estabilidad económica…lo más importante es vivir de acuerdo a las leyes de Dios, entendamos que el matrimonio es eterno, no tan sólo por esta vida, ¿De que sirve tener un esposo con mucha plata y que no viva de acuerdo a los mandamientos de Dios? Será seguramente una eternidad de miseria…Por otro lado si nuestro compañero no nos puede dar una calidad de vida como esperaríamos, recordemos que lo más importante de todo es que si somos fieles, el Señor irá velando por nosotros paso a paso, y nunca es tarde para estudiar y desarrollarse, sobre todo en estos tiempos en que el acceso a la educación es algo más fácil que antes…personalmente los momentos en que estuvimos más mal económicamente con mi esposa pudimos observar aún con lágrimas en los ojos llenos de emoción, como el Señor proveía de tanto en tanto para nuestras necesidades de acuerdo a nuestras oraciones…muchas veces me encontré dinero, otras salía uno que otro trabajito etcétera…eso sienta un precedente de fidelidad, y aprendemos a trabajar codo a codo con el Señor.Y lo segundo es que tengamos fe, miremos con el ojo de la fe a nuestro compañero viendo su potencial, no tanto lo que actualmente haya ganado, es decir, hay cosas que debe estar cumpliendo de acuerdo a su tiempo y su edad pero no exijamos que sea un “súperhéroe”, pues es muy probable por un lado que no lo seamos y por otro, que si han visto en los dibujos animados los “superhéroes” nunca quedan juntos. Esta es una realidad, una pareja en que el hombre sea un tipo excepcional en su trabajo y muy manejado y todo y por otro lado una mujer supercapa en lo que hace tienen proyectos de vida muy divididos, lo cual sin duda va a debilitar la vida matrimonial , la llegada de los hijos, aún el planeamiento de actividades familiares, es un desafío muy grande y que puede generar grandes dificultades.Cito ejemplos concretos, no es mi imaginación, pero para un matrimonio sud, es inconcebible que el hombre viva en una ciudad y la mujer en otra por razones de trabajo y que sólo se vean un fin de semana al mes o aunque fuera solamente una vez en la semana.( Recordando lo que Tama me comento ) Es un riesgo bastante alto para la convivencia familiar.Nunca pongamos la parte económica en primer lugar, si es así les aseguro, por que lo he visto, que no tendrá buen desarrollo…la meta está en “¡El Reino de Dios o nada!”.Élder Amado habló mucho en cuanto al matrimonio y la forma de llevarlo adelante, el nos enseñó que nuestro trabajo es esforzarnos por amar completamente a la otra persona, y si nuestro conyuge no nos ama entonces no es un problema nuestro sino que es de esa persona con el Señor.Creo que eso me ha permitido en éste último tiempo comprender un poco más acerca de estos principios, muchas veces la decisión de enojarme, o sentirme ofendido está en mi propia persona, ahora en teoría es fácil, pero al esforzarme por realizar este ejercicio mental una y otra y otra vez, y lo he puesto en práctica, y he notado como mi corazón se agranda, nuestro amor crece aún más y quizás llegará el día en que con una sonrisa recibiré las “dulces” palabras de nuestra esposa y las pondré directamente en práctica.Creo que la clave de todo es ponerse en el lugar de la otra persona, en tratar de leer su mente, de buscar la manera de hacerla más feliz, de ponerse en sintonía de contribuir en sus responsabilidades, en encontrar el gozo de estar junto a nuestra familia y realizar actividades como familia. Encontrar gozo en ayudar a vestir a los niños en las mañanas, si es que el tiempo lo permite, darles la comida de vez en cuando,acostarles, leerles las escrituras, orar juntos como familia, tomarse el tiempo y una vez en la semana salir a algún lado solos como matrimonio, Elder Amado decía que si no tenemos dinero entonces podremos dar una vuelta a la manzana solos y tomar tiempo para conversar.Creo que si nuestra vida familiar es algo sumamente importante en la vida entonces nuestro matrimonio y familia estará a salvo. .Les invito a reflexionar seriamente en cuál es nuestro centro, si es nuestro propio desarrollo personal, el éxito profesional, nuestros propios apetitos, a observar como el egoísmo y el orgullo dañan aquello que es lo mas preciado en nuestra vida.No recuerdo en mi vida época más feliz y plena en mi vida que esta, al estar junto a mi familia.Fuente Cumorah =D

3 comentarios:

  1. Que bello mensaje CDLCP, es lindooooo me gusta siento que es verdad :)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11/2/13

    Si tan solo vivieras lo que posteas y predicas.....

    ResponderEliminar

!Muchas gracias por tus comentarios!Cualquier duda o sugerencia hazlo llegar a richitar20@gmail.com

Si publicas un link usa esta linea de codigo.Gracias=D

<a href="url-de-la-página">Texto enlace</a>